El principal activo de las empresas en Social media, el trabajador

El principal activo de las empresas en Social media, el trabajador

Hoy vamos a romper una lanza en pro de lo humano frente a lo tecnológico en Social Media.

No cabe duda de que el Social Media ha supuesto un antes y un después en la forma en que nos relacionamos, trabajamos, nos comunicamos y disfrutamos de nuestros ratos de ocio. Gracias al Social Media, hoy podemos ver la televisión a través de internet con plataformas como, por ejemplo, Netflix o Voddler, que nos permiten ver programas o películas a la carta con solo suscribirnos a su servicio y pagar una cuota mensual, no dependiendo de nada más que de nuestras preferencias.

Las Redes Sociales han facilitado muchísimo a las empresas y pymes que se han atrevido a dar el salto a este mundo virtual a manejar sus negocios en la red, almacenar sus bases de datos en la nube, sin necesidad de almacenar esos datos, valga la redundancia, en sus máquinas gracias al cloud computing, aún algo desconocido y poco implantado en nuestro país, compartir datos y llevar una eficaz comunicación entre los diferentes departamentos y profesionales sin necesidad de utilizar el teléfono, por ejemplo, con Skype. Las distancias se han acortado de forma increíble, incluso entre diferentes países, ya que plataformas como Vocre permiten realizar videoconferencias entre profesionales con distintos idiomas maternos sin complicación, ya que esta herramienta nos subtitula la conversación.

La tecnología es increíble, nos facilita la vida de todas las maneras posibles, profesional y personalmente hablando.

Sí, pero, ¿qué es la tecnología sin el componente humano?

Al igual que en el poema de Quevedo, A una nariz, “érase un hombre a una nariz pegado…”, en nuestros tiempos habría que decir  “érase un hombre a un ordenador pegado…”, puesto que este elemento se ha convertido en algo fundamental para todo tipo de profesionales, pero, el ordenador no es absolutamente nada sin alguien que lo maneje.

Lo mismo pasa en Social Media. Podemos tener mil herramientas para conseguir nuestros objetivos: Redes Sociales, ordenadores, smartphones, blogs, foros, aplicaciones de gestión, métricas… pero esos datos obtenidos a través de todo esto no son nada sin alguien que los tripule. Por supuesto que para las empresas, lo fundamental son los leads, los objetivos cumplidos, los seguidores y las ventas, pero, en muchos casos olvidamos que no podrían hacer nada de eso sin que hubiese un profesional que interpretara las métricas, diseñara una estrategia de Social Media Marketing, la ejecutase, o sin que alguien creara la información que se comparte en internet.

La mente es algo maravilloso, y el ser humano es el mayor bien de las empresas, muchas veces infravalorado por una mentalidad algo obsoleta. No te centres en la herramienta, céntrate en quién la maneja. Dale autonomía y pérmitele  realizar su trabajo de la mejor forma posible, sin encorsetamientos. El profesional es quien cubre tus necesidades, las plataformas y aplicaciones que usa son el medio.

Déjale usar su principal herramienta, el motor de la maquinaria, de donde salen las ideas y las soluciones.

¿Y tú, qué piensas, es el trabajador el mayor activo del Social Media?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s